21 ideas para mostrar tus productos en redes sociales

 

Como emprendedoras y empresarias debemos estar en muchas cosas a la vez. En las redes sociales, en el negocio, en los turnos o la administración, con el stock, los proveedores y los pagos. Nadie puede negar que con tantas cosas en la cabeza es muy probable que no tengamos tiempo y tranquilidad para ponernos creativas al momento de subir contenido a las redes sociales.

Es por eso que en este post, te dejo 21 ideas creativas cuando no sabés que contenido publicar en tus redes sociales.

ideas-para-mostrar-productos-en-redes-sociales

La creatividad y el ingenio de saber qué publicar es uno de los tantos problemas con los que nos encontramos en nuestro día a día. Estamos en muchas cosas a la vez y pocas veces tenemos el tiempo y la tranquilidad para poder sentarnos a pensar y a crear contenido. Es por eso, que en este artículo, te muestro 21 ideas que te servirán para que puedas mostrar tus productos y servicios de una manera distinta, autentica y diferencial.

 

1- Fotos del antes y después

Las fotos del antes y después son buenísimas para los servicios: las estéticas, las peluquerías, los salones de belleza, manicuría, entrenadores o coachs que ayudan a bajar de peso. También para productos que marcan una diferencia: productos adelgazantes, productos para la ropa, para ordenar, etc. También podés usar el antes y después con productos que están hace muchos años en el mercado, mostrando como han evolucionado en la historia, por ejemplo televisores, celulares, cámara de fotos, computadoras, etc.

2- Imágenes del proceso

Este tipo de imágenes ayudan mucho cuando realizas un producto tangible artesanal, muestra su lado más humano, del trabajo del día a día. Muchas emprendedoras utilizan este recurso cuando no quieren mostrarse ellas mismas, pero si suben este tipo de contenidos a sus redes para mostrar que detrás de ese objeto terminado, están ellas y su dedicación. También podés aprovecharlo cuando realizas un servicio y mostrás como lo estas armando, por ejemplo: una boda, un evento, una feria, etc. Es muy importante la calidad de la imagen, los colores, la nitidez y los detalles.

3- Fotoproducto puro

Fotoproducto puro le llamo a la imagen del producto realizada prácticamente para catálogo o de publicidad. Puede que la imagen esté en contexto (por ejemplo una torta y que atrás se vea la cocina o los ingredientes), pero lo que resaltará en este tipo de publicaciones en es el producto en si. Sin personas, sin textos que lo acompañen, solo el producto, de muestra. Este tipo de imágenes se puede utilizar para un montón de rubros y te aseguro que lo ves más seguido de lo que crees: muestra de platos en los bares, manos y uñas con la semipermanente o las esculpidas, en locales de ropa, accesorios, maquillaje, etc.

4- Personas utilizando el producto

Aunque acá la idea sigue siendo que se vea el producto, a diferencia del anterior, estas fotos son de personas utilizándolo. Tan sencillamente como lo dice el título. Puede ser una modelo poco conocida o una persona que represente la imagen de la marca. Hoy en día es muy común que las influencers se muestren con un producto nuestro, haciendo saber a sus fans que ellas lo eligen, lo consumen y lo recomiendan. Es por ello que lo pongo aparte. Es muy diferente un perfil de Instagram con todas fotos de productos puros y un perfil lleno de influencers utilizando nuestra marca.

5- Fotos con modelos

En este caso, me refiero a imágenes ya profesionales. Con fotógrafo, producción, maquilladora, etc. Obviamente este tipo de fotos parece más de grandes marcas, pero todo depende del producto que quieras vender y el sector al que quieras apuntar. Por ejemplo, si vendes vestidos de novias de alta costura, probablemente la mejor manera de mostrar tus vestidos sea con modelos profesionales, donde se vea el valor del trabajo realizado, donde se aprecie que no es algo espontáneo, sino que es una marca para aquellas que quieran lucirse de verdad. Pero esto mismo puede ocurrir con zapatos, carteras o productos de alto valor. Este tipo de fotos profesionales muestra la identidad de la marca, se posiciona en nuestra mente como un lujo, como un producto de precio alto.

6- Clientes felices

Mostrar clientes utilizando nuestros productos es muy bien ejemplo de comprobar que funciona y que es bueno el servicio/producto que damos. Muchas veces los clientes nos mandan fotos o mensajes (y si no lo hacen, te propongo que empeces a pedirlo). Compartir este tipo de contenidos da seguridad y confianza a quien está del otro lado. Son publicaciones más espontáneas y más informales, así que te recomiendo que aproveches estos contenidos para subirlos a las historias, no al perfil. Este tipo de contenido suele traer un mensaje contando lo mucho que le gusta el producto y realmente se nota cuando es una influencer paga a una persona que recomienda la marca por lo conforme y encantada que esta con su compra.

7- Testimonios

Muchos son los que pasan por nuestro negocio o local y están totalmente conformes no solo con el producto o servicio sino con la atención y la calidez humana. La mayoría de los negocios, toman esto con tanta naturalidad que olvidan usarlo a su favor. No es poco tener clientes fieles a la marca, como quien diría «enamorados» y haber logrado generar eso en una persona, es motivo suficiente para darlo a comunicar, para darlo a saber a los demás. Muchas veces nuestros clientes nos dan una devolución por motus propio, pero en caso de que vos sientas que esa persona esta súper conforme con lo brindado y no te haya dicho, no dudes en pedírselo. En ese caso te recomiendo que guíes a tu cliente sobre que te gustaría saber, podrías por ejemplo, pedirle que se presente, que cuente que producto te compró, como fue su experiencia, si cumplió sus expectativas, si está conforme con los tiempos de entrega, y si te recomendaría. Esto es súper útil ya que muchas veces el cliente no sabe que decir, por donde arrancar.

8- Entrevistas

Este tipo de contenido es más bien llamado contenido de valor, en donde uno simplemente lo hace para dar información a sus seguidores. Las entrevistas se realizan pensando en un tema en el que tu público necesita ayuda, en el cual no sos experta, otra persona si y se complementa con tu negocio. Puede también que seas experta pero busques a alguien de un nicho más pequeño. Se me ocurren dos ejemplos: en caso de que vendas maquillaje, podés realizarle una entrevista a una maquilladora conocida en redes sociales y que ambas se beneficien del video. O por otro lado, podés ser maquilladora pero realizar una entrevista a una especialista en cuidados de la piel (el ejemplo del nicho pequeño). Lo importante acá es que des contenido útil para tu audiencia, podés subirlo en el perfil una parte y pedir que terminen de ver el video en tu canal de Youtube, podés hacer un video en vivo o podés subirlo en IGTV.

9- Historia Personal

La historia personal o también conocido como Storytelling es uno de los contenidos que mayor interacción genera. Tu historia personal conecta con tu cliente, genera empatía y complicidad. Te recomiendo dividir tu historia en 5 partes: 1) La introducción – donde te presentas y contás apenas tu emprendimiento– 2) El problema – entra más a la acción y pasa algo – 3) Punto máximo – el momento del máximo problema- 4) El descenlace: – se resuelve el problema – 5) El mensaje final: – que debe ser positivo y alegre -. El Storytelling, además de narrar historias alrededor de la marca, persigue crear un vínculo con la comunidad y conseguir que esos usuarios no solo se conviertan en seguidores, sino en evangelizadores de la marca.

10- Foto del equipo/ emprendedor.

La foto tuya o de tu equipo es una buena idea para humanizar la marca. Mostrar que son un equipo, que están unidos, que se llevan bien, es una manera de demostrar los valores del negocio. A tu público le interesa ver más de tu marca, conocerla, saber quien está detrás de los posteos y las imágenes. Si querés que tus clientes se sientan familiarizados con tu marca, lo mejor es que compartas el lado más humano y vulnerable de tu empresa, cuenta a través de historias o videos cortos que te pueden ayudar, las experiencias que tu equipo de trabajo tiene dentro de la empresa, como vivir tu marca.

11- Juegos

Hay muchos juegos que se pueden proponer desde las redes sociales, algunos cuentan una historia y piden a la audiencia que elija un final, otros piden que adivinen una respuesta, otros hacen preguntas y respuestas o proponen un desafío. Otros utilizan memes, o alguna frase para que el público cuente cuando se siente identificado con ella, o que encuentren el producto en una foto, encontrar las diferencias y hasta una sopa de letras.  Obviamente podés elegir estos ejemplos y muchos más! Es cuestión de creatividad y de que adaptés las ideas que te gusten a tu rubro o producto. 

12- Frases

Las frases son uno de los contenidos más utilizados. Se usan frases divertidas, frases inspiradoras y motivacionales, frases del rubro o pensadas para tu público especifico. Dentro de este grupo podemos agregar frases de fechas especiales, feriados o fiestas. La idea es que por medio de estas frases puedas hacerle saber a tus clientes que estas atento y actualizado, mostrar la ética de la marca, generar acercamiento, y muchas veces lo usan también como modo de poder expresar una idea y luego desarrollarla por escrito en la publicación.

13- Tutoriales/trucos

Los tutoriales o trucos pueden ser en forma de imágenes o de videos, pueden usarse para el feed o para las historias, para IGTV o para otras plataformas como Youtube. Este tipo de publicaciones te permiten posicionarte como conocedora del tema, como profesional y genera contenido de valor para tu audiencia. Muchas cuentas aprovechan estos videos e imágenes para presentar un producto o pasar por desapercibido un chivo para una marca externa.

14- Chistes

Los chistes incluyen imágenes donde representan situaciones de la vida cotidiana donde el cliente se siente identificado y representado. En este sentido, es imprescindible conocer bien al cliente, el sexo, la edad, los intereses, gustos y hasta el lugar de donde son. El uso que se le da a este tipo de contenido es para poder romper con la seriedad, ser amigable, hacer reír, generar simpatía y acercamiento, así que se debe tener en cuenta que tipo de comunicación en general se usa con la marca y preguntarse si la marca permite este tipo de distensiones. 

15- Recomendaciones

Las recomendaciones son una manera de educar al cliente pero lo tomamos como una sección aparte porque muchas veces, le interesa más al negocio mostrar este tipo de contenido que al cliente y puede ser para prevenir problemas a futuro. Esto pasa mucho con los tratamientos de estética, donde los resultados no solo dependen de la institución sino también del paciente, que debe cumplir con ciertos recaudos y cuidados para su piel y su cuerpo. Estas recomendaciones intentan resguardar la reputación de la marca.

16- Información institucional

Con información institucional me refiero a datos del negocio, empresa o emprendimiento. Incluye dirección, día y horarios, teléfonos, redes sociales, web, precios, condiciones de compra, información de envíos y muchas veces también para explicar los servicios que brindan. Estos posteos van mezclados en el perfil entre todas las otras imágenes. Una práctica que recomiendo es avisar horarios de fechas especiales y feriados con anticipación tanto en el muro como en las historias.

17- Herramientas gratuitas

Las herramientas gratuitas incluye podcast, ebooks, recomendaciones de libros, películas, documentales. Son alternativas para que el cliente siga informándose o pueda encontrar datos más específicos y puntuales de aquel tema que le interesa. Muchas veces se utiliza a modo de educar a los clientes y sacar dudas.

18- Educativo

La idea de crear contenido educativo es llevar estas herramientas gratuitas al formato de video, puede ser en un vivo, en un IGTV o simplemente en un video del feed de Instagram. En este contenido se explica un contenido puntual, se dan ejemplos, se cuenta como realizar tal o cual cosa, o porque no hacer ciertas prácticas o simplemente enseñar como hacer algo.

19- Infografías

Una infografía es una imagen que contiene una información específica y permite traducirla en algo que todo el mundo puede entender a simple vista. Es una herramienta de comunicación increíblemente útil, ya que al tener un formato visual, es procesada por el ojo humano mucho más rápido. Es un recurso que es fácil de compartir a través de redes sociales, correo, etc., por lo que se presta a la viralización. 

20- Promociones

Las promociones incluyen 2×1, un porcentaje de descuento, un 3×2, comprar algo y llevarte otra cosa de regalo, rebajas, etc., con el fin de vender más, de incorporar nuevos clientes o de sacarse un poco de stock de encima. Las promociones deben ser verdaderas, nada de estar subiendo los precios y bajarlos al precio normal de venta. Los clientes están muy informados de los precios hoy en día y esta acción puede arruinar la reputación de la marca. 

21- Sorteos/concursos

Los sorteos y concursos se utilizan de dos maneras hoy en día: la primera es el típico sorteo para regalar algo de la marca a los clientes, y la segunda es para buscar influencers mediante sorteos o concursos. Es decir, piden que sigan la cuenta, que dejen comentarios y otra serie de requisitos para participar en una selección de influencers que representarán la marca. Ambas opciones ayudan a aumentar los seguidores y generar mucha interacción. Lo ideal es no cansar con este recurso y hacerlo cada 2 o 3 meses.

No te olvides..

Que todo depende de tu rubro y tu producto o servicio. Esta lluvia de ideas es general, pero para poder saber exactamente cual de todos estos contenidos utilizar, debés estar atenta a las novedades y las tendencias en tu rubro.

Es importante no solo el contenido y la diversidad o la autenticidad, sino también el valor que tiene para tu cliente. Recordá siempre generar contenido que tenga una información muy valorable para tu público, que sea útil, que sea relevante.  

También es conveniente que realices una planificación de contenidos para que no te quedés sin ideas justo en el momento en que querías hacer la publicación. Hacé un cronopost (o cronograma de publicaciones) para recordar que tipo de contenido tenés que subir y cuándo. Este tipo de contenido tienen que tener un objetivo claro y te va a resultar mucho mas fácil si te proponés por mes un solo objetivo: fidelizar clientes, generar más seguidores, convertir seguidores en clientes, aumentar las ventas, educar al cliente, etc.

Es válido aclarar por otro lado que, cual sea el estilo o el contenido que decidas elegir para tu Instagram, éste deberá verse armónico. Podés elegir varias temáticas o solo variar entre 2 a 3 pero cualquiera sea la decisión, que tenga una razón de ser y que se corresponda con lo que venís publicando.

 

Muy pronto hablaré de los diferentes estilos y formas que podés elegir para tu perfil de Instagram, así que estate atenta!

 

Si te gustó, compartilo!

Muchas gracias!

 

Fuente:
Lulitesocialmedia.com