¿Cómo hacer publicidad con Instagram?

 

como-hacer-publicidad-instagram

 

Mostrarse y sobre salir en Instagram para muchos puede ser complicado. Hay bastante competencia en redes sociales. Lo ideal siempre es poder realizar publicidad paga, pero si no contás con presupuesto para esto, no te hagas problema. Te traigo unos consejos para que puedas publicitar tu marca con dinero o sin dinero.

Consejo: igualmente en algún momento deberás comenzar a invertir para crecer. Pero para comenzar, está bien.

 

Marketing sin dinero.

El contenido orgánico es aquel que se publica en las redes sociales y no involucra coste alguno. Es el tipo de contenido que se busca que ayude a mantener la presencia de la marca en las redes, a establecer relaciones con clientes potenciales, y ofrecerle información valiosa a la audiencia.

 

Realizá canje con influencers.

Hoy en día es super accesible realizar este tipo de publicidad sin tanto esfuerzo. Hay muchos influencers que están dispuestos a recomendar tu negocio, tu producto o servicio por canje. Los influencers son una inversión muy buena, pero debés elegirlos correctamente, tiene que ser alguien que represente tu marca, que cuente con la identidad y valores del público al que querés llegar.

 

Hace una promo y recordala 2 veces a la semana.

Muchas veces las promos se publican en el feed de Instagram y nunca más se habla del tema. Hoy el público mira mucho las historias. Recordá que hay un promoción en tus historias. Lo que más funciona es mencionar la promo de diferentes maneras cada día: un día con un video, otro con una foto, otro con una encuesta preguntando si ya realizaron su compra, etc. Usá tu imaginación y creatividad para hacer atractivo el recordatorio.

 

Redireccioná a la web.

Si algo que suman en las páginas web, son las redes sociales. Google, dentro de varios puntos para posicionarte en los motores de búsqueda, tiene en cuenta la cantidad de gente que entra a tu web. Así que usá tus redes sociales para llevar tráfico a tu web. De esta manera lograrás por un lado aumentar la cantidad de visitas a tu página web y por el otro cerrar la venta online, cosa que cuesta a la mayoría de los negocios y emprendedores. Acostumbrá a tu cliente a realizar el pago desde tu web.

 

Pedí mails o Whatsapp.

Hace tu estrategia de marketing más personalizada. En Whatsapp, podés realizar diferentes listas de difusión según el servicio que le interesa (por ejemplo, en una estética, las que solo se realizan depilación definitiva). Lo mismo en mails, pedí los correos de tus clientes y mantente conectado mediante este canal. Lo importante es que lo utilices. Es una pérdida de tiempo tener una base de datos si no la vas a aprovechar. Yo en mi caso, me comunico con mis clientes mediante Whatsapp, Emails, Instagram, Facebook y a todos re-direcciono a mi web.

 

Dedicale tiempo.

Tener un Instagram y casi no publicar, o no subir historias, no interactuar con tus seguidores, o no tener contacto con los demás, hace que sea poco motivador tenerte en cuenta. Responder mensajes, agradecer, o compartír cuando te etiquetan, hace que la gente se contagie de esa actitud y lo siga haciendo. Muchos usuarios esperan comentarios, me gusta, que la gente responda a sus propuestas, esperan consultas y ventas pero se limitan a publicar y nada más. No funciona así, uno tiene que conectar, tiene que responder los comentarios, tiene que poner me gusta a las publicaciones de los demás, responder historias, y responder rápido los mensajes privados.

 

Marketing con dinero

Si, en cambio, se quiere vender un producto o servicio, se puede optar por contenido publicitario.
El contenido publicitario es aquel que nos aparece en redes sociales con el aviso “publicidad”. Significa que alguien pagó para que a nosotros nos aparezca esa imagen, video o texto.
El contenido pago es fundamental para hacer llegar tu negocio a aquellas personas que todavía no te conocen pero que les interesan marcas similares a la tuya.

 

Publicidad todos los meses.

Infaltable. A partir de los 3 meses de creado el Instagram, no puede faltar la publicidad. Hacela en las promociones, en los descuentos, en los sorteos o en alguna publicación que hayas visto que tuvo repercusión.

La publicidad en Instagram (o Instagram Ads) son anuncios basados en imágenes y videos que resultan ser una gran fórmula para llegar a tu público y alcanzar los objetivos de tu campaña publicitaria.

Así, estas publicaciones llegan a un público definido, ayudándote a alcanzar diferentes objetivos de marketing, como lograr una mayor exposición de marca, generar engagement, tráfico, leads, etc.

 

Variar entre historias y feed.

En las publicidades, te recomiendo que varíes tú presupuesto entre poner dinero en las publicaciones que van en las historias y las que se ven en las noticias. Proba una semana, y luego pone el resto del dinero en la que mejores resultados tenga. Esto depende mucho del contenido y del público que tengas. Lo importante es que puedas ir haciendo esto con los diferentes tipos de contenido hasta saber exactamente qué es lo más rentable en tu caso.

 

Variar entre fotos y videos.

Hoy en día el video atrae muchísimo, pero depende de tu producto o servicio. Te recomiendo que vayas probando, de hecho podés combinar con el punto anterior, videos para el feed y fotos para las historias por ejemplo. También varía mucho esto según el contenido, si por ejemplo querés explicar como hacer algo, probablemente lo mas práctico sea un video; por otro lado, si es una promo o un producto el que está a la venta con la imágen alcanza.

 

Variar entre el público.

Algo que suelen pedirme es que segmente el público en mujeres de 18 a 60 años de toda una ciudad. Este es un gran error, no le va a atraer el mismo texto o la misma imagen a una chica de 18 que a una señora de 60 años. Si tu público realmente es muy variado, te recomiendo que realices dos campañas distintas con diferente contenido. Probablemente uno te sea más rentable que otro y seguramente esto varíe en diferentes plataformas. Como sabemos, no hay el mismo volumen de personas de 16 a 25 años o de 50 a 70 años en Facebook que en Instagram.

 

Variar entre las temáticas.

Algo que encuentro repetido también, 3 meses promocionando la promo, por ejemplo: «corte + hidratación $—«. Alguien que ve esto tanto tiempo deja de ser atractivo. No solo lo digo yo, lo dice Raymond Rubicam, un estadista de la publicidad: “El valor de un anuncio es inversamente proporcional a las veces que ha sido usado”. No acostumbres a tus clientes que siempre tenés promoción o descuento, porque va a perder su valor.

 

La calidad del contenido es fundamental.

Entiendo que hay muchas cuestiones importantes en una publicidad: la estrategia, el público, el texto, la red social, la disponibilidad monetaria, etc. Las fotos son una de ellas, y de hecho, una mala foto podría arruinar todo lo anterior. Contrata a un fotógrafo profesional, o invertí en una buena cámara pero contrata a un diseñador gráfico que las edite si no sabes hacerlo, o alguien que realice buenos videos. He visto mucha inversión en publicaciones que no atraen.

Podes hacerte algunas preguntas para saber que foto elegir para tu publicidad:

  • ¿Qué imágenes me llaman la atención?
  • ¿A qué imágenes les doy un vistazo rápido y sigo viendo más imágenes?
  • ¿Qué imágenes me dicen «nunca compraré esto o aquello»?
  • ¿Estas fotos me hacen querer confiar en esta empresa?

 

 

Si te gustó, compartilo!

Muchas gracias!

 

Fuente:

LuliteSocialMedia

fotobookers.com